En 2001, cuando un letal terremoto movió a El Salvador, Ana Miriam Carpio decidió unir fuerzas con familia y amigos para ayudar a los hermanos de este país, devastado por la fuerza de la naturaleza. En ese momento nació UNISAL, una organización sin fines de lucro que hoy sigue apoyando a todas las razas, religiones y orígenes del mundo. #Comunidad #AyudaSocial #EducaciónFinanciera #Unisal